Señales de que no tienes un buen entrenador personal

593

stretching workout posture by a couple, a man and a woman on studio white background

National Register of Personal Trainers recomienda que al acudir a un gimnasio o al elegir a un entrenador personal es esencial que esté calificado, que cuente con un conocimiento profundo de la anatomía humana, kinesiología, fisiología del ejercicio y nutrición.

“Un buen entrenador debe diseñar un programa de ejercicio especial para ayudarte a alcanzar tus objetivos, además de brindarte asesoría nutricional y responder todas tus inquietudes acerca del entrenamiento y comprometerse junto contigo”, señala información de National Register of Personal Trainers.

Tu entrenador personal debe estar atento todo el tiempo para apoyarte, vigilar que los ejercicios los realices adecuadamente y darte instrucciones acerca de las técnicas apropiadas para levantar peso, si no es así, aquí hay otras señales que indican que no es “bueno”.

Si tus rutinas sobrepasan tus límites

Betina Ely, entrenador certificado en la American Council on Exercise (ACE-Crosstown Fitness), aconseja cambiar de entrenador cuando tus rutinas rebasan tu límites de resistencia, causándote dolor físico extremo. Esto podría provocarte una lesión y antes de que ocurra mejor huye.

Si no está certificado

Betina Ely explica que es relevante que tu entrenador personal cuente con un grado en ciencias del ejercicio o kinesiología, así como contar con certificaciones acreditadas a nivel nacional o internacional, como la ACE.

Numerosos entrenadores certificados pueden ver videos en YouTube y considerar que saben todo lo que necesita, pero probablemente no se enfoquen en tus necesidades especiales tanto de nutrición como de entrenamiento.

Si dedica mucho tiempo a conversar

Es importante un poco de plática para romper el hielo y relacionarse, pero si durante las sesiones, tu entrenador se la pasa platicando contigo o con los demás, restándole tiempo de calidad a tu rutina es recomendable que cambies de entrenador. Él debe per permanecer enfocado en el entrenamiento, dice Ely.

Si no te presta la atención necesaria

Si estás pagando por la asesoría de un entrenador personal, es deseable que tu experiencia y resultados sean más óptimos, ya que él debe tener el foco en ti. De no ser así y observas que dedica más tiempo a hablar con otras personas o a atender el celular, él no es “bueno”.

Si no notas avances significativos

Greg Justicia, fisiólogo del ejercicio de Estados Unidos, explica que cuando tus objetivos no se han cumplido en un tiempo razonable, es posible que tu rutina no es la indicada y necesitas hacer un cambio para tu progreso.

Un nuevo profesional capacitado puede ayudarte a reevaluar tus metas y ser honesto de la realidad que puedes lograr tanto con el ejercicio como con tu cambio de hábitos. Juntos pueden establecer un nuevo programa de entrenamiento ajustado a tu ideal.

Fuente: Salud 180