Reglas para combinar los alimentos!!!

497

 

Es recomendable beber al menos media hora antes d la comida, o unas horas después, y evitar los cambios bruscos de temperatura.

 

Combina y sé sano

1. Hidratos y proteínas: una mala pareja: Al tomarlo juntos neutralizan el medio ácido y el alcalino y se digieren lentamente.

2. Huye del sistema buffet libre de poteínas: También hay que evitar comer demasiadas proteínas diferentes en una misma comida. No mezcles diferentes tipos de carnes de aves, frutos secos, quesos o huevos. Lo mismo ocurre con las féculas concentradas (pan, pasta, galleta, cereales, etc.) No deben tomarse juntas, aunque sean carbohidratos.

3. Adiós a las salsas: Contienen muchas grasas que recubren la mucosa gástrica y retrasan el proceso digestivo, evitando que las enzimas de los jugos gástricos puedan hacer su trabajo.

4. Frutas en solitario: Las frutas apenas requieren digestión por su alto contenido en azúcares sencillos como la fructosa y el agua. Las frutas dulces se pueden combinar con carbohidratos y las frutas ácidas pueden tomarse con alimentos ricos en proteínas. Pero para evitar problemas deberían tomarse con el estómago vacío porque así se asimilan mejor sus vitaminas y minerales.

5. Nada de líquidos en las comidas: Diluyen los jugos gástricos y las enzimas digestivas, entorpeciendo la digestión. Es recomendable beber al menos media hora antes d la comida, o unas horas después, y evitar los cambios bruscos de temperatura, pues un líquido muy frío enlentece la acción enzimática y un líquido muy caliente  puede destruir las enzimas sensibles al calor

6. La leche mejor en lácteos: la leche debería ser exclusiva de la alimentación infantil, pero se pueden tomar derivados lácteos como quesos, yogures, mantequillas. Los lácteos no deben tomarse con los hidratos. Lácteos débiles(requesón, quark, yogur)  con frutas ácidas sin son recomendables

7. Conoce los comodines: Combina con alimentos neutros, hortalizas, ensaladas verdes, berenjena, zanahoria, aguacate, y setas son considerados neutros.

8. Evita comer féculas y alimentos ácidos al mismo tiempo: Las féculas o hidratos de carbono se empiezan a digerir ya en la boca y requieren un proceso de masticación y un medio alcalino para su digestión. Los ácidos inactivan las enzimas digestivas y retrasan la digestión. No debes poner tomate a los platos de pasta, arroz, a los bocadillos, etc.

9. Olvídate de la macedonia: No se deben comer juntas las frutas ácidas con las frutas dulces. Siempre por separado y mucho mejor en ayunas. Frutas como el melón y la sandía que por su alto contenido en agua y azúcares  pueden resultar indigestas y deben comerse siempre por separado y nunca en la cena.

10. Olvídate de los postres: Combinar los alimentos se complica cuando tienes tres platos en cada comida, para evita problemas, no comas postre, mejor toma la fruta y los lácteos entre horas o en ayunas y deja solos los platos principales.

 

 

Fuente: Revista Runner´s World