Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento podrían evitar “la rodilla del corredor”

687

 

 

Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento podrían ayudar a evitar la difusión de los problemas de rodilla, incluida una forma llamada “rodilla del corredor”, entre las personas físicamente activas, así lo determinó un estudio realizado en Gran Bretaña.

Casi un 25% de las personas físicamente activas sufre dolor anterior de rodilla —esto es dolor en la parte delantera de la rodilla que empeora al subir escaleras o al correr— y es también la razón principal por la cual los reclutas abandonan las Fuerzas Armadas.

Un estudio del Centro de Rehabilitación Médica del Departamento de Defensa en Surrey, en el Reino Unido, siguió a más de 1.500 reclutas durante un agotador programa de entrenamiento de 14 semanas. A la mitad se les dijo que hicieran ocho tipos diferentes de ejercicios durante cada sesión de entrenamiento, centrándose en fortalecer los músculos de la pierna y haciéndolos más flexibles con estiramientos. La otra mitad hizo calentamientos militares estándar y los ejercicios para terminar la sesión.

Con los ejercicios de calentamiento tradicionales, casi el 5% de los soldados desarrolló dolor de rodilla, pero esa cifra cayó a poco más del 1 por ciento entre los que hicieron los ejercicios especiales, lo que equivale a un 75% menos, dijeron Russell Coppack y colegas en la publicaciónAmerican Journal of Sports Medicine.

“Una serie simple de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de las extremidades inferiores resultaron en una reducción considerable y segura de la incidencia de rodilla del corredor en una población militar joven que realiza un programa físico de entrenamiento”, escribió Coppack.

“Estos ejercicios también podrían ser beneficiosos para prevenir esta lesión común entre participantes no militares en actividades físicas de ocio”, añadió.

Sólo tres reclutas que hicieron los nuevos ejercicios fueron dados de baja por no estar en condiciones para el servicio militar, de entre 25 sujetos controlados.

Coppack y sus colegas dijeron que no está claro si los descubrimientos se sostendrían entre la población general porque es menos probable que la gente fuera del ejército siga una rutina estricta de ejercicios. Pero al menos, introducir entrenamientos específicos en el ejército podría disminuir las tasas de abandono y lesiones en el ejército, y potencialmente ahorrar, agregaron los investigadores. Y, sin duda, es una recomendación muy beneficiosa para aquellas personas que se dedican seriamente al ejercicio, así no sea de manera estricta.

 

(Traducido en la Redacción de Madrid; Editado por Ana Laura Mitidieri). REUTERS