Como lavar tu calzado de correr

791

 

 

Lo primero que hay que hacer es desenredar los cordones y sacar las plantillas. Lavarlos a parte, y colgarlos para que se sequen.

El siguiente paso es mezclar un jabón en polvo, jabón para lavar a mano o detergente y agua fría (nunca tibia, ni caliente). Es mejor usar jabones suaves y no productos químicos. Si el calzado esta muy sucio o manchado pueden comprar un limpiador líquido especial.

Si lo compran, antes de usarlo fijense si está hecho para lavar el material o la tela que tienen sus zapatillas (nylon, cuero, etc).

Por otro lado, si quieren quitar el olor a transpiración o humedad, pueden espolvorear un poco de bicarbonato de sodio dentro de ellas.

Para empezar a lavarlas, agarren un cepillo de dientes o un cepillo pequeño. Sumerjanlas en el jabón, que mezclaron y empiecen a fregar en el interior y exterior de las zapatillas. Cuando terminen de sacar toda la suciedad, enjuaguen sin que quede nada de jabón.

Séquenlas con una toalla, y déjenlas que terminen de secarse pero no bajo el sol directo. Se pueden dejar en un lugar bien ventilado para que se puedan secar bien. Por lo general, tardan varias horas en secarse, NO usen el secarropas y sean pacientes.

NO las pongan cerca de una estufa o un radiador. El calor directo altera la forma de las zapatillas. Pueden rellenar el interior con papel de cocina para que absorba la humedad de interior.

Si lavamos bien nuestro calzado de correr sin duda alargará su vida útil. No los pongas NUNCA  en el lavarropas, pueden destruirlas o reducir el tamaño hasta dos números menos.

Consejo: Si corren varias veces por semana, es posible que tengan que usar dos pares de zapatos y alternarlas mientras las lava. Suelen tardar hasta doce horas en secarse.

 

 

atletas.info