Cómo desintoxicar el hígado

351

higado1

El hígado puede recuperar y transformar toxinas y convertirlos en inofensivos antes de evacuarlos, por esta razón es vital limpiarlo por lo menos una vez al año, ya que se acumulan grasas y puede empezar a fallar y generar enfermedades hepáticas.

Cuando no limpiamos nuestro hígado podemos estar sufriendo de alguno de estos síntomas, gases, distensión abdominal, indigestión ácida, náuseas, dolor, sensación de llenura, cólicos, estreñimiento, diarrea, color amarillento de la piel y ojos.

El hígado hace la síntesis y el almacenamiento de las sustancias toxicas de nuestro cuerpo convirtiéndolas en inofensivas, destruye los tóxicos procedentes de los desechos producidos de forma natural por nuestro organismo, como el amoníaco, pero también los que ingerimos, como las bebidas alcohólicas y medicamentos.

La síntesis que realiza el hígado, interviene en el metabolismo de los glúcidos, los lípidos “colesterol, triglicéridos” y de las proteínas “albúmina”. Interviniendo en la producción y la secreción de la bilis que se almacena y se concentra en la vesícula biliar, cuya principal función es la concentración de bilis que producimos, el cual sirve para la digestión de las grasas.

El hígado también tiene la capacidad de almacenar las vitaminas liposolubles para transformarla en energía, en forma de azúcar para ponerla a disposición del organismo generando que nuestro metabolismo trabaje correctamente.