5 síntomas de sobreentenamiento

282

5 sintomas de sobreentrenamiento

1 Alteraciones del sueño o de la dieta: Experimentar dificultades para conciliar el sueño y falta de apetito. Sobre todo si eres de los que entrenan de noche.

2 Dolor o dolor constante: El dolor normal que a veces experimentas después de un entrenamiento y que indica que has trabajado y tuviste algo de desgaste muscular, se prolonga más de un par de días y tus articulaciones duelen, entonces algo grave sucede.

3 Aumento de la frecuencia cardíaca: Es obvio que tu ritmo cardíaco va a subir durante un ejercicio. Sin embargo, si el latido de tu corazón aumenta, incluso cuando no están forzando, entonces debes preocuparte. Si esto sucede es porque se ha producido sobreentrenamiento y tu ritmo cardíaco necesitará más tiempo de lo normal para volver a la normalidad.

4 Te cuesta el entrenamiento: Tus ejercicios habituales, los que estás acostumbras a hacer durante tu sesión de entrenamiento y que usualmente no te cuestan te comienzan a ser difíciles de ejecutar.

5 Enfermedad: De pronto empiezas a sufrir resfriados e infecciones con frecuencia. Tu sistema inmunológico puede verse afectado con el sobreentrenamiento Dolores de cabeza, resfriados y aparición de infecciones frecuentes son también un síntoma común del sobreentrenamiento. En las mujeres pueden presentarse irregularidades en los períodos menstruales.

Prevención del sobreentrenamiento

Si estás experimentando alguno de estos síntomas, deberías revisar tu rutina de entrenamiento

El sobreentrenamiento no solo es por el tiempo que usas para entrenar, mala postura, mala técnica, peso inadecuado tambien son factores que pueden llevar a que sobreentrenes.

En cualquier caso lo correcto es que lo comuniques a tu entrenador lo que te está afectando para realizar las correcciones y  cambios en tu entrenamiento. Lo ideal para evitar sobreentrenar es que varíes tu entrenamiento y la intensidad de los mismos.

Está atento a los dolores. Cuando experimentes dolor durante o después del entrenamiento está atento a él y si es necesario solicita  ayuda al entrenador o consulta a un especialista si persiste.

Descansa. El descanso es parte esencial de cualquier sistema de entrenamiento saludable. Por lo menos 1 día completo a la semana deberías dejar de hacer actividades deportivas.

Recuerda hidratarte antes, durante y después de tu entrenamiento.

Exigirse durante el entrenamiento es necesario pero tu como conocedor de tu cuerpo debes estar consciente cuando detenerte o cuando realizar cambios a tu entrenamiento. Entrenar y entrenar sin asesoría y sin parar probablemente solo te lesionara.

Fuente: Ccs Fitness. Puede leer el texto original aquí http://ccsfitness.com.ve/